Generic placeholder image

¡31 Años y viene la Aventura! Como deje todo atrás para Estudiar en Australia.

¿Han sentido alguna vez la sensación de que el mundo se ha vuelto loco y gira para el lado contrario?  ¡A mí ya me pasó!

Fue en Noviembre de 2015 a las 11 de la mañana, cuando salí del aeropuerto de Melbourne después de un vuelo de 16 horas. Mi aventura de estudiar en Australia comenzaba. Literal, pareciera que el mundo se volvió loco y girara para el otro lado. Los automóviles aqui se conducen por el lado derecho, y sé que para todos eso no es una gran novedad, pero estoy segura que no tienen idea de la sensación que causa todo este cambio una vez que lo vives. Alguien me preguntaba, ¿Qué se siente hacer un cambio tan radical en tu vida a los 31 años, cuando creíste haber tenido todo lo que buscabas?, y en verdad no encontré mejor explicación que ésta.

Australia fue el destino que elegí para reencontrarme con aquella persona que se había perdido en la rutina del día a día. Debo confesar que la decisión no fue nada sencilla, sobretodo porque esto implicaba entregar por completo aquello material que había acumulado gracias a mi esfuerzo de varios años, apostando a crear un patrimonio y acomodar todo para lograr una vida tranquila en el futuro, además de alejarme del bienestar que sientes cuando estás cerca de las personas que han visto por ti desde siempre, el desapego familiar y que decir de los amigos a los que debes dejar atrás. Indudablemente la decisión es muy complicada, pero te confieso algo, son de aquellas cosas que cuando empiezan ha hacer ruido en tu cabeza no salen hasta que las realizas, y mejor aún como fue mi caso, fue tan grande el deseo que pareciera que todo conspiró para que esto sea una realidad.

Vendí mi casa, mi carro, regalé prácticamente toda mi ropa y zapatos para lograr acomodar mi equipaje en 2 maletas de 25 kg. Le di un abrazo fuerte a mis padres y hermanos y les prometí ser feliz. Le garanticé a mis amigos que mi amistad permanecería intacta, y todo sin duda ha valido la pena.

Cuando el mundo se vuelve loco y comienza a girar para el otro lado, es cuando descubres que sí es posible aprender otro idioma, conocer gente de países que no sabias que estaban en el mapa, entender culturas que jamás imaginarías pudieran funcionar de esa manera, saber que en las diferencias encuentras un poco de aquello que tu necesitas, salir a la calle y descubrir que cada tres pasos escuchas un idioma distinto, es absolutamente increíble.
Australia me ha regalado eso y mucho más, sería muy atrevido decir que esto es el camino para todos, pero quisiera que mi experiencia fuera inspiración para aquellos que tienen miedo a dar ese paso. En mis escritos encontrarán la certeza de que nunca es tarde, y nada es demasiado para creer que puedes tener una vida diferente, para saber que puedes arriesgarlo todo y ganar, ganar VIDA, ganar PASIÓN, y sobretodo, ganar LIBERTAD.
 
¡De un WOP Explorer a ti futuro viajero!